lunes, 25 de noviembre de 2013

Capítulo 30: ¿Qué acaba de pasar?


15 minutos antes...

(Narra Cristina)

Menuda bofetada que me ha pegado Laura, que fuerza tiene. Nunca pensé que fuera capaz, esto ha llegado demasiado lejos. ¡No me cree! Ella sabe mejor que nadie que no me gusta jugar con estos temas...

Sigo frotando la parte de la mejilla golpeada, han pasado ya veinte minutos desde que Laura me dejó en mitad del parque; y yo, como soy estúpida, me he vuelto ha perder.
Paso por delante de una montaña rusa, prefiero no fijarme mucho en la felicidad

Cristina: ¡¡Arturo!! - le doy un fuerte abrazo-.
Arturo: Vaya Cris, pensaba que ya te habías olvidado de mi jaja -empieza a darme vueltas-.
Cristina: -pongo los pies en el suelo- ¿Cómo me iba a olvidar de mi Arturito?
Arturo: ¡Aún te acuerdas de eso! -se pone serio- No me llames así.
Cristina: Aiiii, ¡si no has cambiado nada! Bueno, aparte de tu nuevo look rubio jaja
Arturo: Jaja Sí, quería probar cosas nuevas. Desde que vine a Londres no he hecho nada nuevo, aparte de todo lo que conlleva mudarse de un país a otro.

En ese momento recuerdo la despedida que tuvimos, sí, tuvimos, Laura y yo, con Arturo hace unos años...

Es una tarde fría de enero, ha decir verdad, es la típica escena de despedida de películas. Laura está muy guapa, lleva su vestido azul favorito, o como ella lo llama: ''vestido sólo para ocasiones especiales''. Lleva una diadema blanca, del mismo color de sus zapatos. Yo, al contrario que ella, voy simple, con unos jeans, una camiseta a rayas y unas coletas con sus respectivos lazos naranjas, al igual que las rayas de la camiseta. Sólo tenemos diez años y ya vamos a vivir nuestra primera despedida. Cuando Arturo nos reveló su secreto sobre quién le gustaba, no contábamos con que sus padres estubieran escuchando. Lo que era muy lógico ya que estábamos en su casa y en su habitación. Siempre pensé que Lau y Arturo acabarían juntos, los dos son muy guapos, ella, ojos azules y pelo dorado; él, ojos verdes y pelo marrón; yo no me consideraba una chica guapa, es más pensaba que era adoptada y mis padres eran unos orquitos. Los tres nos llevábamos muy bien, pasábamos todo nuestro tiempo libre juntos y no había nada que nos separase, excepto hoy.

Llegamos a casa de Arturo, pero él no está. Laura y yo nos adentramos en el bosque cercano a su casa y andamos hasta llegar al lugar preciso, y, allí está, en la casita.

Cristina: ¡Vamos Arturo! ¡Baja!
Laura: Sí, vamos.
Artuto: Está bien -dice resignado. Baja y nos da un fuerte abrazo al que nosotras correspondemos-.
Cristina:- con lágrimas en los ojos (he de reconocerlo, soy muy sensible)- No quiero que te vayas.
Arturo: Ni yo quiero separarme de vosotras pequeñas – él tenía once años cuando pasó todo eso-.
Laura: ¿Nos veremos?
Arturo: No creo, Londres está muy lejos. Pero os prometo escribiros en el messenger, pondremos la cam y nos veremos todos los días.

Para nuestra edad, estábamos muy avanzados en lo que respecta a la tecnología. Teníamos nuestro propio ordenador y, como no, un correo propio.

Cristina: Sí, no nos queda otra, ¿no?
Arturo: No -me seca las lágrimas con su dedo pulgar-.
Laura: Tengo una idea. Hace unas semanas, compré unas figuritas con dinero que ahorré. Quería que fueran unas pulseras iguales con nuestros nombres, pero no me llegaba.

Entonces, ella metió su mano en el bolsillo y de él, sacó unas cuerdecitas con unas figuritas colgadas; las cuales encajaban perfectamente formando un corazón, por delante se podía leer en cada pedacito el nombre de cada uno de nosotros y, por detrás, al unirlos se leía: ''Nada podrá separarnos''. Nuestra frase, esa que tantas veces hemos recordado y en tantos sitios hemos pintado: en el tobogán del parque, en la valla de la casa de la vecina de Laura, en la casita del árbol...

Laura: Tomad, es un pedacito para cada uno. Así, siempre estaremos unidos.

Los tres nos unimos en un emotivo y amistoso abrazo, sellado por el amor incondicional de tres jóvenes de diez y once años.

Arturo: Eooo. Criiiiisss -vuelvo en sí-. Tia que te me vas de la olla, ¿en que piensas ahora?
Cristina: Estaba recordando el momento de nuestra despedida, nuestro ultimo abrazo y la última vez que te vimos en carne y hueso; porque verte virtual no es lo mismo.
Arturo: Jaja, llevábamos mucho tiempo ya sin hablar.
Cristina: Sí, desde que estamos en Londres.
Arturo: Lo último que me dijisteís es que vendríais por aquí, con vuestro grupo de teatro y de viaje de fin de curso.
Cristina: Sí, pero se ha alargado. Al final, las chicas y yo vamos a estudiar aquí en Londres, ya hemos echado la matrícula en una universidad para estudiar artes.
Arturo: ¡Venga ya! ¡Que guay! ¡Nos podremos ver mas a menudo!
Cristina: Jaja siii.
Arturo: Jajaja ¡Que bien! ¡Ah! No te he presentado a mi amigo -dice guiñandome un ojo y dandose la vuelta-.

Llama a un chico de su misma estatura, algo mas alto, moreno y de ojos color café. Me recuerda a Liam. Liam... ¡Liam! ¿Dónde estarán? Espero que se hayan encontrado todos, aunque seguramente me estén buscando. Jo, que mal. Pobres, estarán desesperados buscandome por todo el parque...

Arturo: Cris, este es Brad.
Brad: -dos besos- Encantado Cristina, Arti me ha hablado mucho de ti -habla español perfectamente, pero conserva su acento inglés, cosa que hace que cuando hable me ría-.
Cristina: Vaya, Arturo no me había dicho eso -lo miro y se encoge de hombros-. Bueno chicos, me alegro de conocerte Brad, y Arturito -me mira asesinamente, cosa que hace que me ría nuevamente- me tengo que ir, me estarán buscando.
Brad: Espero verte pronto Cris -se gira y vuelve al grupito en el que estaba-.
Arturo: Bueno, ya lo conoces jaja.
Cristina: Pero... no me habías dicho una cosa....
Arturo: ¿El qué?
Cristina: ¡Que es muy guapo y que está muy bueno!
Arturo: Jajaja me alegro mucho de que te guste.
Cristina: Hombre, tanto como gustarme no. Un poco sí. Pero...
Arturo: Siempre hay un pero en estas cosas.
Cristina: Aparte de estar pillado, tengo novio jaja
Arturo: Anda, tu tampoco me habías dicho eso. Ya estamos en paz jaja -me río con él-.Y..., ¿quién es el afortunado?
Cristina: Ehhmmm... Pues...
Arturo: Venga Cris, somos amigos de toda la vida. Diiiimeeelooo -dice con cara de cachorrito-.
Cristina: ¿Conoces la boyband One Direction? -asiente con la cabeza- Pues Liam.
Arturo: ¡Venga ya! ¡Madre mía Cris! Vienes a Londres y te coges de novio a uno de los tíos más deseados del momento.
Cristina: Jajaja Costó lo suyo, pero estoy muy contenta. Es un gran chico, a ver si quedamos un día y te lo presento -le guiño un ojo-.
Arturo: Vale, toma mi número -me entrega un papelito con su número escrito-.
Cristina: Espera, te hago una perdida y así tu también tienes mi número -saco mi móvil y marco su número-. Ya está. Bueno, me voy ya.
Arturo: ¿Nos despedimos como cuando éramos peques?
Cristina: Pues claro tonto, hay cosas que no tienen que cambiar. ¡Verás cuando se lo diga a Laura!
Arturo: Jaja que mala eres.

Y nos despedimos con un pico; un pico de amistad, sincero, como los de los niños. Como los que nos dábamos de pequeños. ¡Qué recuerdos!
Pero, en ese momento...

…: ¡¡LIAM!! -me separo rápidamente de Arturo-

Parece la voz de Nicky, me giro y efectivamente, es ella. Pero, no es lo único, Liam está corriendo. No es posible... Lo abrá visto y …

Cristina: Nos vemos Arturo -salgo corriendo hacia Liam-. ¡LIAM, ESPERA!

Paso a las chicas y sigo corriendo, pero Liam ya me lleva mucha distancia. Sin dejar de correr, se me escapan algunas lagrimitas.

Cristina: ¡Liam espera por favor!
Liam: -se para en seco y consigo llegar hasta él- ¿Qué me vas a decir? ¿Que no es lo que parece? Cristina, pensaba que no eras de esas -sus palabras se me clavan como espadas, son frías-, pensaba que eras diferente y que no salias con una estrella por su fama -en su voz se puede entender perfectamente la furia y el dolor-. Se acabó.
Cristina: -se gira pero antes de que pueda irse lo agarro de la muñeca- Liam, por favor déjame explicarte...
Liam: -se suelta de mi agarre bruscamente- No -suena seco, sin sentimientos. Eso hace que llore con más intensidad-.

Me caigo de rodillas al suelo y me tapo la cara con las manos. Tiene que ser una pesadilla, no puede haberse terminado...

(Narra Jasmín)

Estamos todo en estado se shock literalmente, ¿que acaba de pasar?

Jasmín: Vale... que alguien me explique lo que acaba de ocurrir porque yo no me he enterado de nada...
Louis: No pidas que te expliquemos algo que no sabemos -dice mirando hacia el frente-.
Harry: ¡LOL! ¡Madre mía! Esto parece una telenovela sudamericana.
Zayn: -le da un codazo a Harry- Tenemos que buscar a Liam y a Cris, probablemente no estén juntos.
Louis: ¡¿Probablemente?! En serio Zayn, ¿en serio?
Lourdes: Será mejor que vayamos a buscarlos, y tenemos que ir a por Laura y a por Niall.
Nicole: Hoy ha sido un día muy movidito, será mejor que volvamos a casa.
Jasmín: Si...

Empezamos a andar en la dirección en la que dejamos a Lau y a Niall. Diez minutos más tarde los encontramos allí.

Niall: Chicos, acabamos de ver pasar a Liam corriendo a toda velocidad.
Lourdes: ¿Para dónde ha ido?
Laura: En aquella dirección -dice señalando hacia su derecha que es donde se encuentra la salida-.
Jasmín: ¿Y Cris iba con él?
Niall: No, a ella no la hemos visto.
Zayn: ¡Mierda! -se hecha las manos a la cabeza- ¿Por donde ha venido Liam?
Niall: Por allí -dice señalando al lado contrario que Lau-. ¿Qué es lo que ha pasado?
Nicole: Eso queremos saber nosotros. Ha besado a un chico.
Laura: -se levanta de un salto con los ojos como platos, como si se hubiera acordado de algo- ¿Cómo era ese chico?
Harry: No lo hemos logrado ver muy bien, pero era alto y rubio.
Laura: Ya está, ya se lo que ha pasado.
Lourdes: ¿El qué?
Laura: Será mejor que eso os lo cuente Cris.
Zayn: Tenemos que encontrarlos, y para ello, será necesario dividirnos. Niall, Louis, Nicole y Laura, id a buscar a Liam; Lourdes, Jasmín, Harry y yo iremos a buscar a Cristina.
Nicole: Y si los encontramos, ¿qué hacemos?
Zayn: Nos veremos en los coches.
Louis: Vale, suerte.

Nos separamos y nos dirigimos en la dirección indicada por Niall. Espero que la encontramos. Todo esto es muy raro, ¿qué habrá pasado? ¿Quién será ese chico tan misterioso? ¿De qué lo conocerá Laura? ¿Por qué ha besado a Cristina? ¿Por qué hay tantas preguntas sin respuestas? Que complicado es todo esto, me mareo solo de pensarlo. Que cacao mental.

Lourdes: ¡Chicos! ¡Allí! -señala al lugar en el que está un chica-.

Y, efectivamente, allí esta Cristina. Desplomada en el suelo. Me agacho cerca de ella, le levanto la cara; tiene los ojos rojos y la cara empapada de tanto llorar. En cuanto me ve, me abraza. Le acaricio la cabeza y ella sigue llorando en mi hombro, como ha estado haciendo estos quince minutos pasados.

Jasmín: Shhh. Cris, ya. Ya está. No pasa nada -le hablo con tranquilidad y dulzura-.
Cristina: No, Jass. No está, ¡no me cree!
Zayn: -me hace una seña para que le deje hablar con ella- Cristina, ven, levántate. Vais ha hablarlo y nos vas a explicar lo que ha pasado.
Cristina: -se acerca a él y lo abraza- Zayn, no va a querer hablar conmigo y mucho menos escucharme.
Lourdes: -le acaricia la espalda- Si no lo intentas, no lo sabrás.
Jasmín: Es verdad Cris, Lou tiene razón.
Cristina: Antes -se separa de Zayn y se seca un poco las lágrimas-, intenté explicárselo; no me escuchó y decía que no pensaba que fuera de esas chicas que salen con una estrella por su fama. Su voz sonaba fría, y su mirada... -empieza a llorar otra vez-.
Jasmín: Cris, Cris, vamos a casa.


Sin decir ninguna palabra más, nos dirigimos a los coches. Nunca pensé que podría ver a Cristina de esta manera; pobrecita, no me gusta que esté así, me pone muy triste. Es una gran amiga, me gustaría hacer algo para ayudarla. ¿Y si hablo con Liam? Uhm, no es mala idea. Por ahí, a lo mejor consigo ayudarlos. Hablo con Liam, luego se lo cuento a Cris y ella me dice lo que le digo a él. Uuuuuuuhhhh que buena que soy planeando estas cosas. ¡Guau! Llevo tanto tiempo pensando que ya hemos llegado a los coches. Allí nos esperan los chicos y las chicas con Liam. Está cabizbajo, pero no responde a nada de lo que le dicen. Me acerco a él y lo cojo del brazo.

Jasmín: Habladlo. ¡Vamos!
Liam: No -su voz se nota seca y distante-.
Jasmín: Con esa actitud no llegas a ningún lado y ella tiene algo que decirte.
Liam: Pero yo no quiero hablar con ella.
Jasmín: Pues por lo menos escuchala.

Dicho eso, me alejo de él. No quiero seguir escuchando sus respuestas negativas. Abro la puerta trasera del coche de Zayn y me monto. Me siento en mi respectivo asiento y acto seguido llegan Lourdes, Louis y Niall.

Niall: Jass, a sido todo un milagro que Liam hablara contigo. Con nosotros se ha negado.
Jasmín: A mi me lo ha negado todo, que no la quiero escuchar, que no voy ha hablar con ella -digo imitándolo-.
Lourdes: Todo esto es muy extraño...

En ese momento viene Zayn con Cristina; seguro que no han hablado, y es normal que se venga en su coche, de otra manera estaría o con Laura o con Liam, y sería un caos. Zayn le abre la puerta y ella se sienta sin decir nada y con la cabeza agachada. Al menos ya no llora tanto.

Zayn: -montándose en el coche y arrancándolo- Bueno, será mejor que nos vallamos a casa. Ya a sido suficiente día por hoy -mira a Cris y luego a nosotros, que asentimos con la cabeza-.

La verdad es que ha sido un día demasiado movido, han sucedido cantidad de cosas. Lo mejor, volver a casa y descansar. En una hora aproximadamente llegamos a casa de Nicole. Ella se baja y se despide de nosotros. Cristina va a bajarse pero la detengo.

Jasmín: Hoy te quedas en mi casa a dormir -digo con una sonrisa, a lo que ella me responde asintiendo con la cabeza-.
Zayn: Bueno, pues vamos.

En diez minutos, Zayn nos deja en mi casa. Nos despedimos de los chicos, abro mi bolso y busco las llaves. Abro la puerta y le indico a Cris que entre ella primera.

Jasmín: Bueno, son las seis y media, ¿qué quieres hacer?
Cristina: -mira asombrada y con los ojos abiertos a todos lados- Tienes una casa preciosa.
Jasmín: ¡Gracias! Costó lo suyo decorarla, pero estoy orgullosa del resultado.
Cristina: Está muy bien y es muy acogedora.
Jasmín: Te acompaño al que esta noche será tu cuarto.
Cristina: No tenías que tomarte tantas molestias. Podría haberme quedado a …
Jasmín: No es ninguna molestia; es más, estoy encantada de que hayas aceptado venirte a dormir a mi casa. Además, así podemos charlar un poco.

Subimos las escaleras y la acompaño a uno de los cuartos de invitados. Vivo sola y tengo muchas habitaciones por si algún familiar o amigo se quiere quedar unos días en Londres. Mi habitación está al final, así que he escogido la más cercana a la mía para Cris. Esa habitación está muy bien, además tiene una puerta interior que da directamente a mi cuarto, además de cuarto de baño propio.

Cristina: Vaya, esta habitación es muy bonita. ¡Me encanta!
Jasmín: -es la primera vez desde que pasó todo lo de esta tarde que la veo sonreír- Me alegro de que te guste. ¡Ah! Por si necesitas algo, aquella puerta da a mi habitación, así podremos estar comunicadas toda la noche.
Cristina: Hay un problema...
Jasmín: El pijama lo tienes en el primer cajón del armario.
Cristina: Guau, eres adivina.
Jasmín: Lo tenía todo pensado jaja
Cristina: Con tu permiso me voy a duchar, me pongo el pijama y bajo al salón contigo ha hablar de lo que quieras.
Jasmín: Yo también me voy a duchar, estoy muy tensa, a ver si me relajo un poco. Te espero en el salón en veinte minutos. No te apures, relájate, tú como si estuvieras en tu casa -le sonrío y cierro la puerta-.

Me dirijo a mi habitación, cojo mi pijama amarillo con un osito en la camiseta y me meto en la ducha. Aproximadamente diez minutos después, salgo, me seco y me visto. Bajo al salón a esperar a Cris. No tarda mucho, se sienta a mi lado y empezamos a charlar sobre todo lo que ha pasado esta tarde, resolviendo todas mis preguntas.

(Narra Nicole)

22:49 p.m

Salgo de mi habitación lo más silenciosa posible. Recorro el pasillo hasta llegar al cuarto de Lou. Abro la puerta lentamente y entro.

Nicole: Lou, Lou. Vamos, por favor, ¿no estarás dormida?
Lourdes: No, no me puedo dormir. ¿Que quieres?
Nicole: ¿Cómo que qué quiero? Llevamos planeándolo toda la semana, me acaban de llamar y ya me lo han confirmado.
Lourdes: -da un salto y se sienta en la cama- ¿¡Venga ya!?
Nicole: Shhhhh. Si, lo tenemos todo el día. Y si lo necesitamos nos dejan ayuda para prepararlo y, ¡gratis!
Lourdes: ¡Esto es genial! ¡No me lo puedo creer! -estamos súper eufóricas, pero gritamos bajito, raro pero cierto-
Nicole: Mi madre nos ayuda con todo lo de la lista.
Lourdes: Tu madre es un sol, es muy dulce y muy buena.
Nicole: Menos cuando me chilla.
Lourdes: Nicole, nos ha dejado quedarnos aquí a todas, sin rechistar y nos ha acogido como si fueramos sus hijos. Eso se agradece y mucho.
Nicole: Sí, eso si que es cierto. Pero cuando me grita, da miedito jaja
Lourdes: Nos vamos por las ramas. Sigamos por donde íbamos.

Nos pasamos dos horas hablando de todo lo que teníamos que hacer y preparar. Todo tiene muy buena pinta.




Queríamos dedicar este capítulo a Laura, mi hermana (Cris) y mi prima (Lou). 
¡¡FELICIDADES SO VIEJA!! Jajaja :) (tiene un blog: recuerdosperdidosonedirection.blogspot.com.es por si lo queréis leer jaja) Ole nosotras haciendo publicidad!!

Teníamos pensado subir hoy un capítulo muy especial pero muy muy muy especial jajaja el problema es que no nos daba tiempo ha tenerlo terminado, por lo que lo subiremos el sábado. Algunos de los próximo capítulos irán dedicados a Lau, por su 14 cumpleaños ;)
Estarán llenos de misterios y mogollón de cosas por resolver, estad atentas :)

Una vez más, gracias por leer nuestro blog, es algo muy importante para nosotras, en serio.

Os queremos :)

Cristina y Lourdes :))

sábado, 16 de noviembre de 2013

Capítulo 29: Nuevamente perdidos, peleas, manzanas con palomitas y .... ¡¿engaños?!

(Narra Lourdes)

Muy bien,me he quedado completamente sola. A saber donde se ha podido meter ahora Nicole, espero que a ninguna de las otras les halla pasado lo mismo que a mi, porque entonces todo seria un caos. A ver, concentración, ¿dónde están los baños?
Recorro los mismos lugares por donde he ido con Nicole pero acabo más perdida de lo que ya estaba. 
Indignada y enfadada, ando recto sin saber muy bien a donde voy. Y de repente las cabezas de unos chicos conocidos aparecen a unos metros de mí. Pero ¿no eran 6? Busco con la mirada y no encuentro los rizos de Harry, sólo espero que él no se halla perdido también.

Sin esperar ni un segundo más, me acerco a ellos dando pequeños saltitos como una cría. Al llegar lo más cerca posible a ellos y sin que me vean, salto a las espaldas de Louis, que pega un pequeño bote sobresaltado. Apunto de caerme, Louis se da cuenta de que soy yo y me agarra con fuerza y comienza a dar vueltas demasiado rápido. Los demás tardan unos segundos en darse cuenta de lo que pasa y cuando por fin reaccionan, Niall agarra a Louis del brazo haciendo que pare.

Niall: ¡Louis! ¡Para! Estás mareando a la pobre chica.
Daniel: ¡Lourdes! Madre mía, ¡nunca me he alegrado tanto de verte! -se acerca a mí-.
Lourdes: ¡Voy a potar!

Louis para de dar vueltas. Daniel me agarra de la cintura y me ayuda a bajar. Una vez puestos los pies en el suelo, Louis se empieza a reír de mi y yo le intento dar una patada en la pierna, pero con el mareo lo único que consigo es tropezarme, con tal suerte que Zayn me coge antes de que me estampe de cara contra el suelo.

Zayn: ¿Estás bien?
Lourdes: Sí, eso creo. So..so-lo algo mare-ada -me empiezo a tambalear un poco y Dani me coge de la mano-. Louis eres un idiota.
Louis: -deja de reírse y me mira con una sonrisa de medio lado- Lo sé, pero me quieres.
Lourdes: ¿Yo? Jamás –le saco la lengua-.
Zayn: Lou, ¿Dónde estabas?
Lourdes: -le doy un beso a Dani en los labios en señal de agradecimiento por haberme agarrado- Ah sí, como nos habíamos perdido ya que no sabíamos donde estabais y no teníamos cobertura, nos hemos separado por grupos para buscaros. Yo iba con Nicky, pero la he perdido y no se donde está. Por cierto, ¿y Harry?

Y hablando del rey y la reina de Roma, se acercan a nosotros. Ella se ríe de algo que ha dicho Harry. Cuando me ve, deja de reírse y corre a abrazarme, hasta tal punto de que no puedo ni respirar.

Nicole: ¿Pero tú donde te has metido? No sabes lo preocupada que estaba por tí, te he buscado por todas partes.
Lourdes: Nicole, yo también me alegro de verte, pero me ahogas –mi voz suena ronca y muy baja-.

Ella me suelta y se gira a mirar a Harry, que le sonríe marcando esos dos preciosos hoyuelos que tiene en las mejillas.

Liam: Bueno, y.... ¿dónde están las demás?
Nicole: -mira el reloj de su móvil.- Seguramente ya estén esperándonos en el baño.
Lourdes: ¿Ya ha pasado la media hora?
Nicole: Ajá.
Niall: ¿Cómo?
Lourdes: Nada, cosas de chicas. Vámonos que nos esperan.

Ellos se miran dudosos pero acaban siguiéndonos hasta los baños, por el simple hecho de no volver a separarnos todos. Cada uno esta hablando con alguien, excepto Zayn que mira divertido al cielo. Con unos movimientos ágiles, me coloco detrás de él y salto a sus espaldas. Al notar algo pesado sobre él, Zayn me sujeta con fuerza para que no me caiga.

Zayn: Tú tienes un serio problema con subirte en las espaldas de los demás.
Lourdes: El simple echo de estar loca, pero tu calla... ¡y corre!

Divertido por mi grito, él comienza a trotar y a hacer ruidos raros como un caballo, al ver que de tanto correr nos hemos separado un poco, frena de golpe y da media vuelta hasta quedar al mismo nivel que los otros. Al llegar, me suelta de golpe y me caigo al suelo. Todos los demás se ríen de mí.

Harry: -entre carcajadas- ¿Estás bien?
Lourdes: -me levanto molesta y sacudo el polvo de mi pantalón- Sí, perfectamente. –digo algo mas seca y borde de lo que quería aparentar-.
Zayn: -se acerca demasiado a mí mientras los otros siguen andando- ¿De verdad te has enfadado por eso?
Lourdes: Nou.
Zayn: ¿Entonces?
Lourdes: Jajaja nada. Vamos con los demás.

Comenzamos a andar, Zayn habla de algo, la verdad es que no le hago mucho caso pero finjo prestarle atención; sólo puedo pensar en mis cosas, mis tonterías, solo mías, cosas sin demasiada importancia.

Zayn: ¿Lou? ¿Lourdes? Tierra llamando a Lou.

Parpadeo un par de veces sorprendida, ya que no sabia ni que había pasado en los últimos 2 minutos que estábamos andando, al parecer, ya estábamos en los baños. Están todas las chicas en la puerta, discutiendo sobre algo, están todas menos…

Liam: ¿Y Cristina?
Laura: -se da la vuelta sorprendida, ya que está de espaldas a nosotros, y sonríe aliviada- ¡Chicos!
Niall: Hola chicas.
Liam: Repito, ¿Dónde esta Cristina?
Jasmin: Eso es lo que le estamos preguntando a Lau.
Laura: Ya os he dicho que a mi me da igual donde esté, como si se queda perdida para el resto de su vida –su voz suena rota, seca, como distante, diciendo cosas que en realidad no siente, no quiere. Es imposible que Lau este hablando de ese modo, ella no y menos de Cris-.
Ángela: Lau, ¿Qué estas diciendo? ¿Te estas escuchando? Es Cristina, tu mejor amiga desde que tienes memoria.
Laura: No eres la mas indicada para defenderla, ¿sabes?
Daniel: ¿A qué viene eso?
Liam: ¿Qué ha pasado Laura?
Laura: A nada y no ha pasado nada. Si queréis iros a buscarla, adelante. Yo me quedo aquí.
Nicole: No te vamos a dejar aquí sola.
Niall: Yo me quedo con ella, tranquilos. Cuando la encontréis, volvéis.
Louis: ¿Seguro?
Niall: Seguro Louis.

Miro a Laura, no parece ella, algo malo tiene que haber pasado... Comenzamos a andar y a alejarnos de esos dos que hablan de algo que ya no puedo escuchar.

(Narra Niall)

Niall: Lau, ¿nos sentamos en ese banco? -ella sólo se limita a asentir con la cabeza y sentarse, yo la imito-. ¿Qué os ha pasado?
Laura: Nada, no tiene importancia... -se le nota distante en la voz-.
Niall: Que mentirosilla. Vamos, confía en mí.
Laura: Yo confío en tí, pero es un tema complicado...
Niall: -la miro, esta cabizbaja- ¿Y es demasiado complicado como para contármelo?
Laura: -levanta la cabeza y me mira a los ojos. Sus preciosos ojos azules están empezando a volverse lagunas de lágrimas- No, pero prométeme que no se lo vas a decir a nadie. A nadie Niall.
Niall: Yo, Niall James Horan Gallager, prometo que no se lo voy a decir a nadie -digo con una mano en la zona del corazón y la otra levantada-.
Laura: -se le escapa una pequeña risita y se seca las lágrimas, acto seguido, me mira- Íbamos buscándoos y no hablábamos nada, la verdad es que se convirtió en un silencio incómodo; no se porqué, eso nunca nos había pasado, como bien ha dicho Angie, somos amigas desde que tenemos memoria, es más, somos como hermanas. El caso, ella decidió romper el silencio y me dijo que si había notado algo raro en Dani.
Niall: ¿Dani?
Laura: Sí, Dani. No sabía muy bien a dónde quería ir a parar, pero estaba segura que no iba a ser bueno. Entonces ella me dijo que cree que entre Daniel y Ángela hay algo, porque últimamente estaban muy juntos. Yo me enfadé y le dije que como se atrevía ha decirle eso a Angie, que es nuestra amiga de siempre, como si ella fuera una roba novios o una fulana. Cris me dijo que sólo decía lo que veía, yo le dije que se estaba volviendo loca. A lo que ella me respondió chillando y diciendo que la única loca que había era yo y que no me daba cuenta de la realidad.
Niall: Vaya...
Laura: - aparta la mirada de mi y mira hacia el frente- Pero eso no es todo...
Niall: ¿Hay más? -asiente- Cuéntame..
Laura: Le dije que si eso lo veía normal, Ángela es nuestra amiga, una gran amiga. Nunca haría tal cosa. Entonces Cris se acerco y me dijo que hasta las mejores amigas se dan puñaladas. Me separé bruscamente de ella y le dí una torta...
Niall: ¡Dios! -empieza a llorar de nuevo-.
Laura: No me puedo creer que haya dicho eso de Ángela... -se tapa la cara con las manos-.
Niall: -la abrazo- Vamos, Lau. Seguro que hay una explicación. Tenéis que hablar.
Laura: No, de eso nada. Yo no voy ha hablar con ella. No tengo nada que decirle.
Niall: No podéis estar toda la vida peleadas por esto. Lo vais a arreglar.
Laura: Sí que podemos... -la abrazo con más fuerza-.
Niall: Ey, ey. Mírame.. -levanta la cabeza y con el pulgar, le limpio las lágrimas-. La mejor forma de arreglar las cosas es hablando. No podéis echar a perder todos estos años de amistad por una simple pelea.
Laura: No es una...
Niall: -la interrumpo- Lo sé, ha dicho algo sin tener pruebas y que no tiene ni pies ni cabeza. Es humana, y como tal, se equivoca. Todos nos equivocamos, pero tenemos que aprender a perdonar, aunque a veces sea dificil.
Laura: Tienes razón, pero... no voy ha hablar con ella. Al menos, yo no. Es algo orgullosa cuando cree tener razón, si sabe que no la tiene, pide perdón de momento. Así que.... Si quiere decirme algo, que me busque, yo no voy a arrastrarme.
Niall: Eso ya es cosa vuestra, recuerda lo que te he dicho. Hay una cosa que no termino de entender...
Laura: ¿El qué?
Niall: ¿Porqué le has pegado?
Laura: Uff -una nueva lágrima surca su cara-. Hace un par de años teníamos un grupo pequeño, yo solo confiaba en Cristina y en Rebeca, otra chica con la que tenía mucha confianza. A la edad de catorce años, que es cuando te ocurren más cosas, empezé a contárselo todo a ambas. Es más, hasta confiaba más en Rebeca que en Cris. No tenía secretos con ella, ni ella conmigo, o eso creía. Beca empezó a salir con mi supuesto mejor amigo, al que le contaba casi todo, pero estaba segura de que estaba al tanto de todo ya que ella se lo contaba. Un día buscando por internet, encontré un blog y empecé a leerlo; iba de una chica que tenia muchos problemas y para desahogarse, los relataba y también, sus secretos. Tenía muchas cosas en común conmigo, Todo lo que narraba, era lo que me pasaba a mí, tenía algo raro; así que intenté ponerme en contacto con ella, pero no hubo forma. Pasaron tres semanas y la chica seguía subiendo secretos al blog; un día, al terminar las clases, me dirigí a la salida y estube buscando a Beca. Cuando por fin la encontré, resultó que no estaba sola, estaba con su novio. Les dejé intimidad, pero me acerqué lo suficiente para escuchar lo que hablaban. Entonces Beca le dijo que -empieza a llorar con más intensidad- su plan del blog estaba saliendo muy bien y que yo, me intenté poner en contacto con la ''escritora''. Él le dijo que pronto todo el mundo sabría mis secretos; en ese momento, salí y los miré con asco, no me podía creer que hubieran hecho eso. Nunca más supe de ellos, tampoco me importó.
Niall: Vaya... Lo siento mucho Laura -la abrazo-.
Laura: No lo sientas Niall, esa experiencia me hizo más fuerte.
Niall: En mi opinión, te veían como una amenaza, es decir, te tenían envidia y por eso lo hicieron.
Laura: Bueno, no sé. Eso ya es parte del pasado, prefiero olvidarlo.
Niall: Habla con Cris, arregladlo. Y ahora... -me levanto- ¿te apetece tomar una manzana caramelizada con palomitas?
Laura: -se ríe, se seca las lágrimas y se levanta- Cuantas cosas tiene esa manzana, ¿no?
Niall: Jaja sí, vamos.

Entre risas y empujones, llegamos hasta un puestecito en el que venden cosas típicas de los parques de atracciones: algodón de azúcar, manzanas caramelizadas, palomitas, refrescos, coco... Nos acercamos y le pedimos a una señora mayor dos manzanas con palomitas. Las prepara, le pagamos y le damos las gracias.

Laura: -muerde la manzana- Mmm está muy buena. Creo que he escuchado el nombre de esto.. mmm... ¡Ah! Manzana caramelizada con pochoclos o algo así jaja
Niall: Jaja que nombre más complicado. Espera, se te a quedado una palomita aquí -se la quito con la mano y observo como se sonroja lentamente- ¡Abre la bocaaaa! -digo como si hablara con Theo, me encantan los momentos así-.

Me quedo pensando un rato y recuerdo que llevo varios días sin ver a mi sobrino. ¿Y si vamos todos? No sería mala idea, así las chicas lo podrán conocer. De repente, noto un mordisco en mi mano y acto seguido una risa.

Niall: Auu -me froto la mano-.
Laura: Jaja ¿en que pensabas?
Niall: En Theo.
Laura: Owwww he visto fotos y es moníííííííísiiiimoooo.
Niall: Jaja. Estoy pensando en ir ha hacerle una visita a mi hermano, ya que está unas semanas aquí en Londres.
Laura: Pues no estaría mal, ¿puedo ir contigo?
Niall: ¡Claro! Es más, estaba pensando que podríamos ir todos.
Laura: ¡Bien! Mañana me pasaré por el centro comercial y le compraré algo. Me encanta la ropita de bebé, es tan cuca.
Niall: Jaja no hace falta que le compres nada.
Laura: Sí,y me da igual lo que me digas, yo le voy a comprar algo a Theo.

(Narra Liam)

Llevamos quince minutos andando y no hay rastro de Cristina, ¿dónde se habrá metido?

Lourdes: Joderrr, ¿dónde se habrá metido? -la miro algo sorprendido, ¿me lee los pensamientos?-
Nicole: No lo sé, pero espero que la encontremos pronto.
Harry: Yo ya estoy cansado...
Louis: ¡Gandul! ¡Sólo llevamos quince minutos andando!
Liam: Que vago, de aquí no nos vamos hasta que encontremos a...

A lo lejos se ve a una chica, ¡es ella! Pero, no está sola; alguien la abraza, y parecen muy contentos. Le dice algo y Cris le da un empujón y sigue riéndose. Pero, de repente...

Ángela: ¿Esa es Cristina?
Lourdes: No... no … es posible.
Daniel: ¿Quién es ese?

Aprieto los puños con fuerza y rabia. ¡Es imposible! Pero no hay explicación lógica, ¡se han besado! Y todos los hemos visto. ¡¿Como ha podido?! No pensaba que Cris fuera de esas chicas que intentan por todos los medios salir con un famoso, solo por eso, por su fama. No puedo aguantar más, me doy la vuelta y empiezo a correr.

Nicole: ¡¡LIAM!!


___________________________________________________________________________


Holaaa a todos y a todas:)

Sentimos mucho no haber subido antes, pero es que estábamos muy liadas y hemos tenido algunos problemillas jaja 
Esperamos que os haya gustado el capítulo y como habéis podido observar, hay novedades. ¿Quién será ese misterioso chico? ¿Que pasará con la parejita de Liam y Cris? ¿Se arreglarán Lau y Cris? ¿Tendrá razón en cuanto a lo de Daniel y Angie?
Todo se resolverá y se sabrá ;) Jajaja hasta el momento... ¡ha esperar! 
Gracias por sernos tan fieles y leer todos nuestros capítulos; enserio, somos muy felices cada vez que miramos el marcador de las visitas y lo vemos subir, y cuando vemos un comentario, no os podéis imaginar lo contentas que nos ponemos. Con vuestro comentario sabemos vuestra opinión, y aunque no lo parezca, influye mucho :)

Os queremos mucho.

Besiitos<3

Lourdes y Cristina:)